Buscar artículos

¿Qué consideraciones se deben tener al seleccionar la placa de calentamiento para el laboratorio?

Las placas calefactoras y los agitadores son muy empleadas en los laboratorios de todo el mundo, y no son más que herramientas utilizadas para calentar y mezclar uniformemente varios tipos de sustancias en diferentes estados de agregación y para preparar soluciones. Estos dispositivos funcionan con electricidad, y se caracterizan por:

  • Calentamiento uniforme en toda la placa a niveles graduables mediante una perilla.
  • Algunos modelos pueden calentar hasta 750 grados centígrados.
  • Algunas planchas calientan y agitan.
  • La frecuencia de la agitación también se puede regular.

Aunque el propósito de adquirir una placa de calentamiento es el mismo para cualquier laboratorio, siempre es recomendable revisar algunas características que permita hacer la mejor selección de la plancha. Por ejemplo, si se trabaja con muestras de gran volumen una plancha pequeña no es útil; si se trabaja con sustancias muy reactivas el material de la placa debe tolerarlos sin degradarse de forma significativa.

¿Cuáles son las características de las placas de calentamiento?

Las placas calefactoras convencionales se emplean principalmente para labores de calentamiento, mientras que aquellas que pueden agitar y calentar, pueden generar calor y mezclar simultáneamente. Se han desarrollado placas calefactoras que funcionan con radiación infrarroja, como una alternativa de ahorro de energía a los agitadores de placas calefactoras convencionales y combinados. Las placas de calentamiento pueden incluir algunos accesorios, como:

  • Sensores de temperatura.
  • Pantallas digitales externas.
  • Bloques calefactores, pueden funcionar junto con placas calefactoras que sean compatibles.

En la actualidad se pueden encontrar placas de calentamiento y placas que combinan calor y agitación en varios formatos y ofrecen la última tecnología para plataformas individuales o múltiples, así como en formatos analógicos y digitales. También pueden incluir otras características como su capacidad, desde unos pocos centímetros cúbicos hasta varios decímetros cúbicos, que se adaptan a las necesidades de uso en distintas aplicaciones de laboratorio.

El espectro de agitadores de placas calefactoras disponibles en el mercado abarca desde el diseño de agitadores más simples, hasta aquellos modelos diseñados para soportar explosiones leves, para aplicaciones que son peligrosas. De forma simultánea, las placas deben poder controlar con precisión y repetidamente una amplia variedad de necesidades de desarrollo en el área de preparación, control e investigación.

Por otro lado, las placas calefactoras y las placas que incorporan la función de agitación con mayor capacidad, han sido pensadas para ofrecer un desempeño óptimo y robusto, en el sentido de poder soportar cargas muy pesadas y proporcionar el rendimiento adecuado en jornadas de trabajo muy extensas.

¿Qué debe considerarse para seleccionar una placa de calentamiento?

Para cualquier persona que trabaja en un laboratorio, es deseable que los equipos combinen operación simple, rendimiento confiable y seguridad avanzada; de nada sirve una placa que caliente y agite sin ningún control, todas estas características deben poder modularse de forma confiable.

En general, los instrumentos de sobremesa independientes suelen emplearse para calentar recipientes de cristal como vasos de precipitado y su contenido. Sin embargo, si se requiere calentar un recipiente de forma indirecta, se puede poner el recipiente cercano a la superficie de la placa caliente, con el apoyo de trípodes, varillas o rejillas, entre otros.

Tanto las placas calefactoras convencionales o placas calefactoras especiales proveen placas que están elaboradas con materiales resistentes como la cerámica, el aluminio o el acero inoxidable, con varios diseños y dimensiones de placa. Estos materiales de la placa le otorgan una resistencia física y química, frente al uso prolongado y al tipo de sustancias que de forma regular se preparan en el laboratorio. En general, se puede simplificar las funciones de la placa de la siguiente manera:

  • Superficies de las placas elaboradas en cerámica, aluminio o acero inoxidable.
  • Puede acomodar varios recipientes.
  • Los controles pueden ser analógicos o digitales.
  • Permiten monitorear con precisión y confiabilidad la temperatura de la placa.
  • Temperaturas de funcionamiento en el intervalo de 100°C a 750°C.
  • La frecuencia de agitación, puede llegar hasta los 2000 rpm.

Las placas de calentamiento de Kalstein

El fabricante de instrumentos de laboratorio de Kalstein, pone a disposición de los laboratorios de servicio y de investigación, una amplia variedad de opciones de placas de calentamiento, con lo último en tecnología y con materiales de primera calidad. Algunos modelos permiten controlar la temperatura con un margen de error de 5 °C, puede calentar hasta los 350 °C y con agitación y calentamiento en 5 puntos. Para consultar otros modelos y especificaciones para compra, precios y cotizaciones, revisar las páginas AQUI y AQUI